Seguramente, muchos de vosotros ya conocéis a la perfección la calidad de imagen que pueden llegar a ofrecer las gamas de televisión OLED de LG. Adicionalmente, al negro puro (dada la falta de retroiluminación) estos equipos cuentan con resoluciones de hasta 2160p (4K) y compatibilidad con HDR (Dolby Vision, HDR10, HLG etc.), además de un sistema operativo rápido e intuitivo (WebOS3x). Todo este compendio de funcionalidades (junto a muchas otras incluidas) trasladarán hasta tu domicilio la experiencia de visionado definitiva.

Uno de los motivos más importantes para que esta tecnnología sea posible, es el tipo de paneles que montan los equipos OLED. Como ya sabréis, en la actualidad la iluminación de las pantallas de televisión se realiza mediante módulos compuestos de diodos LED. Éstos aplican luz a la zona trasera de la matriz LCD (mediante diversos filtros), permitiendo que la imagen generada pueda apreciarse. En las televisiones OLED, por el contrario, no existe un módulo de retroiluminación, siendo cada píxel un punto de luz. Gracias a ello, se logra el negro puro tan aclamado, puesto que en las zonas oscuras, sencillamente, no hay luz.

Como habréis deducido, el panel de los equipos OLED es muy especial. Preciamente, por eso, requiere un cuidado específico por parte del usuario, para evitar incidencias derivadas de un uso no adecuado. Seguramente, hayáis leído en la RED que un televisor con panel OLED puede marcarse. El marcado es una adherencia de imagen en pantalla, producida, como norma general, por el uso continuado del equipo. Esta adherencia es fácilmente solucionable sin que el usuario tenga que realizar ningún tipo de acción específica. Los OLED de LG, cada diversos apagados, realizar lo que se denomina una compensación de imagen, orientada preciamente, a eliminar la posible adherencia. Por otro lado, la programación del sistema incluye diferentes algoritmos orientados a la misa función (difuminando imágenes estáticas, logotipos o carteles en pantalla) en tiempo real.

Lo más importante que debéis conocer es que los televisores OLED de LG no se marcan por sí mismos, precisamente, gracias a lo indicado en el parrafo previo. Sin embargo, existen varios motivos por los que puede llegar a generarse una adherencia de imagen. Como ya decíamos, determinadas tecnologías requieren algunas acciones a tener en cuenta por parte del usuario, las cuales entrarían dentro de la categoría de mantenimiento, al igual que un vehículo y el cambio de aceite o ruedas del mismo. Si éstas no se llevan a cabo, pueden generarse averías producidas por un uso no adecuado del aparato.

CÓMO EVITAR LA IMAGEN ADHERIDA (MARCADO)


Como ya indicábamos, los equipos OLED realizan una compensación de imagen cada diversos apagados. Una vez que pulsáis el botón de apagado del mando a distancia o del propio televisor, el equipo comienza a realizar el algoritmo de compensación. Es primordial que no apagéis el televisor de la alimentación general (regleta, por ejemplo), ya que de esta forma la compensación no se realizará y la posible adherencia de imagen se mantendrá en el equipo, produciendo un marcado con el paso del tiempo. Nuna desenchuféis el televisor de la alimentación general.

Tened en cuenta que los equipos domésticos (no orientados al uso profesional) no están pensados ni desarrollados para un visionado continuado de 8-10 horas diarias. Para ello existen gamas de producto ideadas específicamente. Nuestro consejo es que alternéis el uso de estos equipos, de forma en que, tras una utilidad de varias horas, dejéis que la compensación de imagen realice su función. Un televisor de esta categoría necesita compensar la imagen para evitar la adherencia de logotipos o imágenes estáticas. Aún así, si dejáis el televisor en StandBy, una vez terminado el visionado, no se marcará ni presentará adherencias.

Si os molesta la luz de standby y apagáis el televisor por este motivo (mediante el uso de regleta) se puede deshabilitar a través de los ajustes generales el equipo. Para ello, seguid estos pasos:

  • Pulsad la tecla «casa» o «ajustes (engranaje)» del televisor.
  • Elegid la opción denominada «Toda la configuración«.
  • Acceded a «General».
  • Elegid «Luz de Standby» deshabilitada.

Standby

Una vez deshabilitada la luz, continuará realizando su función, sin el indicador de estado en Standby.

Es importante que el usuario final sepa cómo utilizar sus productos, para evitar anomalías en los mismos que son fácilmente solucionables con sólo unos conocimientos mínimos de funcionamiento.

CÓMO FORZAR LA COMPENSACIÓN DE FORMA MANUAL


En el caso de que notéis algún tipo de imagen adherida, cabe la posibilidad de que se elimine mediante la compensación manual. Los equipos OLED permiten realizar una compensación adicional, denominada «reparador de píxeles«. Si este es vuestro caso, tened en cuenta que, posiblemente, no estéis dando un uso adecuado al televisor. Aún así, existe la forma de intentar eliminar el marcado de vuestros equipos. Los pasos a seguir serían los siguientes (en WebOS 3.0):

  • Pulsad la tecla «casa» o «ajustes (engranaje)» del televisor.
  • Elegid la opción denominada «Toda la configuración«.
  • Acceded a «Imagen«.
  • Seleccionad «Configuración del Panel OLED«.
  • Elegid «Comenzar ahora«.

oled

Esta acción realizará una compensación durante una hora. En este periodo de tiempo no debéis encender el equipo ni tocar ninguna opción del mando a distancia. Una vez finalice, podéis utilizar de nuevo el televisor y comprobar si la adherencia ha desaparecido. Recordad que los televisores OLED no se marcan si se siguen las pautas de funcionamiento recomendadas. Por otro lado y para finalizar la recomendación de uso, existe la opción de «cambio de pantalla«, en este mismo menú, que habilitará un movimiento de la misma, cada ciertos intervalos, (inapreciable para el usuario) y ya utilizado en los equipos de Plasma, con el nombre de «Orbiter».

Para finalizar, nos gustaría incidir en las indicaciones ya mencionadas. Recordad que los equipos de alta gama, como son los televisores OLED de LG, requieren un cuidado / mantenimiento algo más preciso que el resto de gamas de producto. Habéis adquirido un televisor de altísima categoría, con funcionalidades específicas, que ofrece una experiencia multimedia ni siquera cercana en otros equipos. Merece la pena realizar las mínimas tareas de mantenimiento requeridas para poder continuar disfrutando de estos ingenios espectaculares, al alcance de un público que cada día cuenta con más medios para poder obtener una satisfacción plena de la utilidad de sus televisores domésticos.