FILMHoy dedicaremos esta entrada a realizar una recomendación importante sobre los plásticos protectores, en equipos nuevos. Como todos habréis visto en alguna ocasión, los electrodomésticos recién adquiridos cuentan con pegatinas y film protector que cubren diferentes partes de los equipos.

Estas pegatinas y plásticos, adheridos a las superficies, tienen una función muy concreta: evitar que los aparatos se arañen u ofrecer información sobre el funcionamiento de los electrodomésticos: cosas tales como el consumo energético, por ejemplo. Una vez desembalada la unidad recién comprada, la función de estos plásticos, en especial la del film protector, deja de tener sentido, por lo que es muy recomendable quitarlos de la superficie de los mismos.

En nuestro caso, nos centraremos en el film protector que se incluye junto a determinados modelos de televisión, ya que somos un servicio de asistencia técnica de Gama Marrón. Podréis apreciar que, tras el desembalaje del televisor, la pantalla se encuentra recubierta de un plástico o film orientado a evitar arañazos en la misma, durante la necesaria manipulación del equipo, a la hora de instalarlo (ya sea en la propia peana, facilitada junto al televisor, o en la pared, mediante un soporte adecuado).

Este film se encuentra adherido a la pantalla y, en ocasiones, puede ser algo complejo apreciarlo. Sin embargo, las unidades cuentan con dos indicadores en los laterales inferiores de la pantalla que nos invitan a levantar el plástico protector. Nos referimos a lo siguiente:

Film_marcas

Si os fijáis, ambas pegatinas hacen referencia al film que recubre la pantalla y nos indican su presencia, así como la necesidad de levantarlo y extraerlo. Os facilitamos dos imágenes en detalle de estas pegatinas:

Detalle_Film_1

Es muy importante que quitéis el film protector, ya que determinados modelos de televisión necesitan disipar temperatura, para evitar incidencias en el funcionamiento o averías derivadas de una acumulación excesiva de calor. La pantalla también disipa temperatura y, en caso de que el film no se haya quitado, podría acumularse calor excesivo en la misma, produciendo un mal funcionamiento en el equipo o averías que de otro modo no se presentarían.

Entendemos que en muchas ocasiones los plásticos no se eliminan para que perdure el buen estado de la unidad, sin embargo, insistimos en la recomendación que os hemos trasladado, ya que un plástico adherido a un equipo electrónico, de forma continuada, no es una ventaja sino un posible problema futuro: acumulación de polvo en el pegamento, reducción de la capacidad de disipación de los equipos, etc., llegando incluso a suponer la pérdida de la garantía comercial, en caso de que una avería se haya producido por la falta de disipación, al no haber quitado el film.

Como servicio de asistencia técnica, nuestra labor es ofrecer soluciones a las incidencias que puedan surgir, de forma esporádica, en equipos electrónicos. Nos empeñamos en hacerlo rápido y de la mejor forma posible, empatizando siempre con el usuario final y comprendiendo que una avería es un problema que hemos de solucionar con la menor molestia posible para un cliente que ha decidido adquirir un producto concreto, que en muchas ocasiones puede suponer un esfuerzo económico elevado. Por eso mismo, os recomendamos encarecidamente que quitéis el film y las pegatinas, tras las instalación de la unidad en vuestros hogares, a fin de que podáis disfrutar durante muchos años de un producto que, quizás, os haya costado obtener y al que asociáis parte de vuestra vida doméstica y familiar.